6 cosas que NO deberías hacer si quieres que tu día sea productivo

POST SOBRE EL TEMA:

Carmen Pérez

Ser una persona productiva es todo lo contrario a echar horas y horas en el trabajo. Para alcanzar la productividad efectiva son fundamentales dos cosas:

  • Tener claras cuáles son tus metas y objetivos.
  • Poner toda tu atención en lo que estás haciendo en ese momento.

Esto se consigue programando y focalizando.

Para conseguir un día productivo hay que tener estos dos conceptos en mente y sobre todo alejarte lo más posible de los ladrones de tiempo.

¿No te ha pasado que cuando empiezas un día con mal pie luego es muy difícil que termine bien?

Empezar bien el día es clave para tu productividad, por eso hay una serie de cosas que no deberías hacer a primera hora para no dañar el resto de tu jornada.

La primera hora u hora y media de tu jornada laboral es decisiva por lo que deberías dejarla para esa tarea o tareas que sí o sí debes terminar hoy.

Para que esto te sea más fácil desde buscandotueStilo  te dejo algunas de las cosas que no deberías hacer a primera hora, ya trabajes fuera de casa o desde casa.

1 No planifiques el trabajo del día.

Esto es algo que has debido hacer el día anterior, así puedes empezar directamente con esa tarea clave del día y no pierdes 10 o 15 minutos de tu momento más productivo.

Acostúmbrate a planificar con antelación y deja marcada para primera hora eso que sí o sí has de terminar hoy.

2 No hagas tareas de poca importancia.

Al comienzo del día es cuando más fresca y más capacidad de trabajo tienes, si aprovechas este momento para cumplir tu tarea importante y no pierdas el tiempo con tareas menores que puedes hacer en cualquier otro momento. Si comienzas cumpliendo tu tarea principal el resto del día tendrás esa sensación tan agradable de “objetivo cumplido” y tus niveles de estrés se reducirán de forma considerable.

3 No habrás tu email.

A no ser que tu tarea clave dependa de él, y si es así cíñete a responder o consultar ese email y olvida todos los demás.

Cuando abres tu bandeja de entrada y ves todos esos email requiriendo tu atención sueles entrar en pánico e intentas atender a todos los que puedes, pero esto te lleva de una tarea a otra sin darte cuenta que es probable que estés desatendiendo tareas más importante.

No te digo que te olvides del email, simplemente que no sea lo primero que hagas nada más llegar a tu puesto de trabajo.

4 No empieces tu día pegada al teléfono.

Si te recomiendo que escojas un momento determinado en tu jornada para realizar todas las llamadas que necesites y hacerlo de forma agrupada. Por ejemplo el 11 a 12 de la mañana vas a llamar a los proveedores o a los clientes, pero no empieces por ahí o te darás cuenta que te has comido prácticamente la mañana y no has hecho eso tan importante que tenias que hacer.

5 No habrás el navegador.

No caigas en la tentación de hacer una visita a “San Google” con el pretexto que va a ser un “momentito” para relajarme, tú sabes que eso no es verdad y no hay nada pero que empezar el día navegando por la red.

6 No mires tu móvil.

Guárdalo en el cajón y aleja de ti todo lo que puedas la tentación. Tenemos tantas distracciones en nuestra palma de la mano que creo no me equivoco si te digo que tu smarphone es el mayor ladrón de tiempo que existe.

Di no a wasapp y a todo el resto de RRSS empezar el día así es lo peor que puedes hacer. Aprovecha los momentos de descanso para hacer este tipo de cosas, pero cuando estés trabajando estas trabajando, no echando un ojo a los “taitantos” grupos de wasapp.

Todo esto se puede resumir en un consejo “Evita las distracciones y aprovecha bien tu tiempo”.

Cuéntame, ¿tienes algún ritual «mañanero» que te ayude a que tu día sea más productivo?

 

3 Comentarios

  1. Gracia

    Me anoto y empiezo a poner en práctica todos estos consejos. Graciaas

    Responder
  2. Carolina de UnaMentedeMujer

    Wow! Esta es una lista de las cosas más difíciles dejar de hacer jajajaja pero tienes toda la razón porque definitivamente son cosas que nos distraen y nos roban el tiempo.

    Responder
    • CARMEN PEREZ

      Personalmente a mi también me cuesta, no consigo despegarme de mi smartphone con facilidad, de hecho lo primero que hago nada más despertarme es echar un vistazo a Instagram (estoy enganchada a esta red social). Pero cuando me pongo a trabajar me enfoco, no sin esfuerzo, en lo que estoy haciendo y lo primero que hago es desterrar el «aparatito» a la otra punta de mi mesa de escritorio o meterlo en un cajón porque la tentación de mirarlo es muy grande.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de obtener información estadística sobre la base de los datos de navegación de los visitantes. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso y, en caso de no aceptar su instalación, deberás visitar el apartado de Política de Cookies , donde encontrarás la forma de eliminarlas o rechazarlas. ACEPTAR
Aviso de cookies