¿Qué puedo hacer para cambiar de look?

POST SOBRE EL TEMA:

Carmen Pérez

Se acerca la primavera y sientes que necesitas cambiar de look, un nuevo aire. 

Tienes ganas de verte diferente, más alegre, con energía. Ahora que llega el buen tiempo y parece que todo empieza a normalizarse necesitas estar preparada para hacer mil planes verte divina. 

A todas nos gusta que nos digan “Uy qué te has hecho? Te veo diferente, más bonita, más moderna, más joven.

Pero la realidad es que estas aburrida de tu ropa, tu pelo, sientes que no tienes estilo y que eso de ira a la moda no se te da bien.

Ya has visto el repaso de todo lo que dicen que se va llevar la temporada que viene, incluso tienes fotos con ejemplos del corte de pelo que tanto te gusta (ese que a las demás le sienta tan bien, pero que no sabes si a ti te quedará o no)

Estas dispuesta hacer algo, a renovarte cual gusano que se convierte en mariposa, pero ahora te surgen las dudas ¿Qué hago? ¿Por dónde empiezo? ¿Me pinto el pelo de azul y le prendo fuego a mi armario?

Tranquilidad no nos volvamos locas, vamos usar el sentido común y empezar por el principio que toda casa se empieza por los cimiento y no por el tejado.

Encuentra las claves para transformar tu look y proyectar lo mejor de ti

Tips para lograr el cambio de look que deseas

1 Párate a pensar en tu nuevo estilo

No vayas a la tienda y compres a lo loco todo lo que se lleva esta temporada o eso que le viste a tu vecina que a ella le queda tan mono. Vamos a reflexionar porque sino puede que cambies de look, pero que no sea precisamente un cambio acertado.

Lo ideal es tomarse un tiempo para reflexionar y pensar en lo que de verdad quieres, ¿Cómo te gustaría verte?¿Cómo te gustaría que te vieran los demás? En definitiva ¿qué imagen quieres transmitir?

Te quieres ver más fresca, más dulce, más atractiva, o más elegante.

El segundo paso es pensar en tu estilo de vida ¿qué es lo que haces a lo largo del día? ¿Cuales son tus necesidades reales?

¿Trabajas fuera de casa, usas uniforme, necesitas ir vestida de modo formal?

¿Vas al gym, sales con amigas, tienes muchos eventos o compromisos sociales?

Piensa o mejor dicho anota que es lo que haces normalmente a lo largo de la semana, así vas a ver donde tienes que poner el foco y por donde debes empezar a construir tu nuevo look

Ahora que ya tienes claro que imagen quieres transmitir y cómo es tu ritmo de vida te va ha resultar más fácil identificar con que estilo de ropa te vas a sentir más tú.

Aquí entra en juego tus gustos y tu personalidad, ¿te va más el estilo natural, o eres más clásica?¿te gusta ser diferente y le pones a todo tu punto creativo o prefieres destacar tu lado sexy?

Si crees que esto no lo tienes del todo claro puedes hacer mi test de estilo que te va ayudar a irte orientando.

2 Observar para hacer un cambio efectivo

El siguiente paso es mirarte al espejo.

Lo sé puede que mirarte al espejo no sea precisamente lo que más te gusta, y puede que normalmente lo único que veas reflejado en él sean tus defecto.

Que si me sobran unos kilos, que sí a ver como disimulo esta barriga, que si vaya pelos que tengo,… Nos decimos cosas a nosotras misma que no sé las diríamos a otra persona.

Te propongo todo lo contrario que te mires al espejo e identifiques esos puntos favorables, tal vez tengas una bonitas piernas, un escote interesante, una bonita sonrisa, o unos ojos de infarto de esos que no puedes dejar de mirar.

De nuevo coge lápiz y papel (o el blog de nota de tu smartfon) y anota todos estos puntos positivos porque tu misión no consiste en esconder lo que no te gusta sino en resaltar todo lo bonito que hay en ti.

Por lo que si te gustan tus piernas, apuesta por las faldas más cortas que ademas esta temporada van a estar muy a la moda. O si tienes un bonito escote, no lo escondas y lúcelo de forma sutil y elegante. Que tu sonrisa es de la que cautivan el mundo pues enmárcala con un labial potente para que nadie deje de fijarse en ella y si tus ojos son dos luceros (como diría el poeta) sácales todo el partido que merecen.

3 Procesa y analiza

Ya tienes mucha información sabes que imagen quieres transmitir y que quieres resaltar. Ahora a llegado el momento de analizar.

¿Con que prendas te ves más favorecida? ¿Qué colores te hacen lucir más bonita? Aquí no estoy hablando de moda ni de tendencias ni de lo que le queda bien a tu vecina o a esa chica tan mona del instagram.

Se trata de ti, que tú te ves bien con pantalones pitillo, pues no renuncies a ellos por mucho que ahora se lleven los de pata de elefante. Que el color lila (bueno el Very Peri) es el color el año pero a ti te sienta como un tiro, pues no te compres un jersey de este color, si lo quieres llevar cómprate un bolso o unos zapatos que te van a dar el toque moderno y no te van hacer cara de muerta.

Vamos a ser sensatas y realistas con nosotras y nuestras circunstancias, el verdadero estilo radica en vestir de forma coherente, no necesitas ir a la moda, necesitas que la moda te ayude a verte y sentirte bien a ti con tu imagen.

4 Busca tu new look

Tener un armario hasta los topes de “nada que ponerte” no ayuda. Y comprar todo lo que se lleva y después darte cuenta de que ha pasado la temporada y sigue con la etiqueta puesta, tampoco ayuda.

Se que las asesoras de imagen nos ponemos muy pesadas con el temita “FONDO DE ARMARIO” que si prendas atemporales de corte clásico y colores neutros, que si no te pueden faltar unos jeans, un pantalón negro, una falda tubo, la camisa blanca o una chaqueta tipo americana de esas que pegan con todo.

Pero la realidad es que tu fondo de armario no tiene porque parecerse al de nadie, debe seguir tu propio estilo, puede que tu no uses jamas jeans, o las faldas tubo las desterraste hace mucho o tu armario, o a ti lo que te gusten son los vestidos de colores vivos y alegres y todo lo que sea neutro te parezca lo más aburrido del mundo.

Diseña tu propio fondo de armario es que cubre tus gustos y tus necesidades reales.

Y fíate en que tal vez no necesites tanta ropa, puede que para ti 30 o 40 prendas sean mas que suficientes. Eso sí que todo lo que haya en tu armario jamas se quede con la etiqueta puesta, que todo te encante, y que no quieras parar de ponértelo una y otra vez, porque cada vez que te miras al espejo con tu vestido de flores te ves divina.

5 No te olvides de los accesorios

Pendientes, collares, pulseras, fulares, cinturones, carteras, …. Los accesorios te ayudan a marcar la diferencia y en muchas ocasiones simplemente pasamos de ellos. Y te das cuenta que tienes un collar maravilloso que te compraste en tu último viaje y que no te lo pones nunca, simplemente porque no encuentras el momento.

El momento es siempre, para ir al super también te puedes plantar esos bonitos pendientes, o ese pañuelo que te resalta el color de la cara y le da vida a tu aburrida y sosa camisa blanca.

No salgas a la calle si al menos un accesorio, por pequeñito que sea. Ya sabes los pequeños cambios son los que marcan la diferencia.

6 Un poquito de maquillaje

No te has fijado que en esos programas de la tele en plan “cambio radical” lo último que hacen es maquillar.

Te enseñan todo el proceso, que si ha perdido no se cuantos kilos, que si hemos seleccionado tres maravillosos modelitos, que si vamos a pasar por el centro de estética, … pero hasta que no enseñan el resultado final no se ve el maquillaje.

La peluquería y el maquillaje son las claves del verdadero cambio.

Del pelo nos encargaremos en el siguiente punto, pero ahora quiero que nos centremos en el maquillaje.

No necesitas convertirte en una experta maquilladora, ni utilizar 200 productos para verte bien. Solo necesitas lo básico, pero sí tú eres de las que jamas se maquillan, o lo haces de “higos a breabas” como se dice en mi pueblo. En cuanto empieces a maquillarte ya vas a obtener un cambio de look

Sé que esto aveces da pereza, y total para quien te va a ver (perdona la que se va a ver eres tu, para quien te maquillas es para ti) y no hace falta que te maquilles como una puerta, que con un corrector de ojeras y un labial bonito se obran milagros.

7 La transformación llega con el pelo y los zapatos

Mi abuela decía que para verse arreglada había que llevar los zapatos impolutos y el pelo bien peinado.

Y es que mi abuela era muy sabia, como todas las abuelas, y el peinado y el calzado son los que marcan el sentido a lo que llevamos puesto.

Un calzado deportivo le da el toque casual a cualquier conjunto, aunque sea una elegante pantalón sastre.

O por ejemplo llevar el pelo con un corte muy a la moda hace que nuestro aspecto en general se vea más actual, por mucho que tu ropa tenga un punto más clásico.

Si quieres un cambio de look radical, ve a la peluquería y comparte unos zapatos nuevos.

En el canal tienes más de un video en el que te hablo acerca de peinados y cortes de pelo que te pueden favorecer dependiendo de tu tipo de rostro, te los dejo por aquí por si quieres echar un vistazo antes de pasar por la pelu.

No es necesario que te lo cortes de forma radical, puede que a ti tu melena te encante, o pienses en una opción intermedia, esos sí ya lleves el pelo más o menos corto piensa que siempre lo tienes que llevar muy bien cuidado. Si lo llevas teñido, repasar el tiente en cuanto haga falta, si tienes tu cana natura, recuerda utilizar productos específicos para que tu cana no amarillee, y si lo tuyo es una super melena lo mejor es que hagas tratamientos de hidratación para que siempre se vea sana y reluciente.

En cuanto a los zapatos, yo te recomiendo que al menos tuvieras un par que estén muy a la moda para dar un aire fresco a cualquiera de tus estilismos.

Resumiendo:

1 Párate a pensar en que imagen quieres transmitir, cual es tu estilo de vida y tus necesidades reales.

2 Observa, mírate al espejo y fíjate solo en tu lado bueno.

3 Analiza que prendas y colores son los que más te favorecen.

4 Busca en tu armario a tu mejor aliado

5 No te olvides de los accesorios

6 Todo mejora con un poquito de maquillaje

7 El pelo y los zapatos son los que marcan la diferencia.

Y ahora cuéntame ¿Estas lista para cambiar de look?

 

Otros artículos que pueden interesarte…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de obtener información estadística sobre la base de los datos de navegación de los visitantes. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso y, en caso de no aceptar su instalación, deberás visitar el apartado de Política de Cookies , donde encontrarás la forma de eliminarlas o rechazarlas. ACEPTAR
Aviso de cookies