Cómo elegir la chaqueta negra de tu fondo de armario

POST SOBRE EL TEMA:

Carmen Pérez

Si tuviera que escoger una sólo prenda como imprescindible en el fondo de armario de uso laboral, sin duda esta sería una chaqueta negra.

No hay uniforme de trabajo que no contemple una chaqueta negra, ni mejor manera de formalizar cualquier estilismo que te pongas.

Con una chaqueta negra todo se hace más serio, más importante, con más peso.

Es por esto que resulta una prenda clave para tu día a día e incluso esencial dependiendo del entorno laboral en el que te muevas.

En sus inicios fue una prenda masculina que poco a poco se ha ido adaptando a la mujer. Pero no solo es una prenda de uso laboral, sus distintos diseños dan pie a distintos usos dependiendo del estilismo que se quiera crear y de los complementos escogidos.

Si sabes elegir con acierto tu chaqueta negra será una de las prendas de tu fondo de armario que perdurará en el tiempo. Por esto desde buscandotueStilo quiero darte las claves para elegir la que más favorezca a tu silueta.

Claves para elegir tu chaqueta negra

Antes de recomendarte el estilo que más te favorece quiero repasar contigo algunos aspectos a tener en cuenta a la hora de saber si estas eligiendo la talla adecuada.

Hombros:

Comprueba que con la chaqueta cerrada o abotonada puedes subir y bajar los hombros con facilidad, y que al volver a tu postura  la chaqueta sigue en su forma óptima.

Los hombros han de estar holgados para permitir el movimiento, pero no en exceso.

Mangas:

Sabrás que la manga es la correcta para ti cuando con tu brazo relajado esta reposa en el hueso de tu muñeca.

Botonadura:

Tu talla será la correcta cuando puedas sentarte cómodamente con la chaqueta cerrada.

Ahora sí vamos a repasar los distintos tipos de chaqueta para ver cuál encaja mejor con tu figura.

Chaqueta sastre:

Su uso es muy formal.

Es un tipo de chaqueta de corte clásico, manga montada, ligeramente entallada a la cintura y con un largo aproximado a la cadera alta. Por lo general favorece a todas las figuras.

Blazer:

Suele tener un carácter más informal ya que tiene su origen en la indumentaria deportiva. A veces lleva accesorios como bolsillos de parche o botones metálicos.

A menudo se utilizan como parte de uniformes de colegio, empresas, o clubes náuticos.

Su corte es más holgado y más largo llegando a la cadera.

Esta prenda es algo menos favorecedora que la anterior, pero da un aspecto más relajado y juvenil, siendo muy apropiada para ti si eres alta.

Partes de la chaqueta a tener en cuenta:

A la hora de elegir que chaqueta es la que más favorece estos son los elementos que debes tener en cuenta

Tipo de solapa:

Si eliges una solapa simple y fina, la parte superior de tu cuerpo se verá más estilizada, y con menos volumen. Este tipo de solapa además es muy elegante.

Por el contrario una solapa amplia y redonda generará volumen en tu pecho y favorecerá tus formas femeninas. Si tu figura es muy atlética y no cuentas con muchas curvas esta opción es perfecta para ti.

Tipo de botonadura:

La botonadura simple aporta verticalidad suavizando y restando volumen. Además aporta elegancia y formalidad.

Mientras que la botonadura doble genera importancia y volumen al tórax fomentando el volumen en esta zona.

Al igual que la solapa amplia y redonda, te recomiendo este tipo de botonadura si tu figura es menuda y quieres aparentar más volumen.

Bolsillos:

Los bolsillos son otro elemento generador de volumen, entre más grande y vistoso sea más volumen aportará en esa zona a nuestra figura.

Si lo que buscas es reducir en lugar de ampliar escoge bolsillos inclinados sin solapa y huye del tipo parche o exteriores.

Espero que estas claves te sirvan de ayuda para encontrar esa chaqueta que te queda como un guante y que seguirás usando aunque pasen los años.

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de obtener información estadística sobre la base de los datos de navegación de los visitantes. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso y, en caso de no aceptar su instalación, deberás visitar el apartado de Política de Cookies , donde encontrarás la forma de eliminarlas o rechazarlas. ACEPTAR
Aviso de cookies